INTRODUCCIÓN

En varios trabajos que se refieren a la historia de la Neurocirugía en Bolivia, se encuentran grandes vacíos sobre la realidad de la Neurocirugía Cruceña. Al asumir la presidencia de la Sociedad Cruceña de Neurocirugía en esta gestión, he expresado muchas veces de la forma más sincera lo agradecido y honrado que me siento, pero las palabras no siempre son suficientes, porque gracias a Dios he tenido la suerte de ser un producto de la Neurocirugía de Santa Cruz Y llevarlo en la sangre, en mis genes como Neurocirujano, pero también he tenido la suerte de conocer a cada integrante de esta raza de campeones a quienes les debo respeto, cariño y mucha admiración.

Bajo esta perspectiva, la filosofía sobre el origen emerge como algo natural, de esta manera, nace la idea de hacer la Historia de la Neurocirugía Cruceña tomando como fuente de información a los propios protagonistas que han luchado contra muchas adversidades en silencio… Los Neurocirujanos de la Sociedad Cruceña de Neurocirugía.
El objetivo de este trabajo es plasmar la realidad vivida y hacer justicia a la historia de la Sociedad de Cruceña de Neurocirugía, reconocer y que se conozcan todos los méritos de nuestros héroes que lograron crear y sustentar lo que somos hoy, pero al mismo tiempo, esperando que sirva de estímulo para las siguientes generaciones…

Fernando Capobianco Sandoval
Presidente Sociedad Cruceña de Neurocirugía.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Era el año 1966, cuándo el Dr. Carlos Arancibia Urquizu, recibe una llamada del Dr. Hugo Rodríguez desde La Paz a Santiago, para pedirle que prepare un tema que le fue asignado a Bolivia el 6to congreso mundial de Neurocirugía a realizarse en Sao Paulo Brasil.

Por falta de recursos económicos, el Dr. Carlos Arancibia se fue por vía terrestre haciendo la ruta siguiente:

Santiago – Buenos Aires – Montevideo – Sao Paulo.

En 1967, Una vez presentado el trabajo, estaba volviendo a Bolivia sin rumbo fijo, entonces en el tren conoció a un señor que llevaba miel de Santa Cruz a Sao Paulo, en la charla surgió el tema de la profesión y este señor le dijo que tenía un pariente que tenía una clínica en Santa Cruz, la Clínica Lourdes, que él le ayudaría a conseguir trabajo. Entonces al ir a la clínica, en la entrevista resultó que el dueño de la clínica, el Dr. Palacios, había sido su compañero, fue contratado.

Como era el único Neurocirujano, le iba muy bien, así que a la semana fue y recogió a su hija y esposa.

Después se incorporó a la sala 5ta del Hospital San Juan de Dios, con el Dr. Melchor Pinto Parada, estuvo unos meses y también se incorporó con el Dr. Gilberto Molina, un buen médico que tenía la sala de medicina general.  Con el tiempo, tuvo también que ir al Hospital de Niños, después trabajó en la Caja Nacional durante 18 años, después se salió y se fue a trabajar a la Caja Petrolera, Ferroviaria, de choferes.

En esa época ya había neurólogos clínicos como la Dra. Sadud y el Dr. Marcelo Terceros, también había un psiquiatra muy bueno, el Dr. Alberto Seleme.

Luego empezaron a aparecer más neurocirujanos.

El Dr. José De La Vía había llegado un año antes que el Dr. Carlos Arancibia, pero no fue muy bien recibido, motivo por el cual, se fue a Cochabamba.

Había un Neurocirujano Said Campos que tampoco fue bienvenido, tuvo que irse a Catavi 2 años y luego se fue a Sucre donde se estableció en forma permanente.

SOCIEDAD CIENTIFICA DEPARTAMENTAL MIXTA

La primera institución Departamental que se fundó fue la Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía, en 1967.

A medida que fueron llegando nuevos especialistas se fueron separando por áreas, la primera en separarse fue Neurología, porque eran más, en 1968 solo queda el Dr. Arancibia.

Cuando llega en 1971 el Dr. Oscar Román Vaca formado en Argentina, comienzan a trabajar juntos con el Dr. Carlos Arancibia, con quien se conocían desde un congreso en Tucumán años atrás.

Posteriormente en 1972 llega el Dr. Freddy Terrazas Salas con formación de Neurología Clínica en el Instituto de Neurología de Rio de Janeiro en Brasil, siendo adscrito a la sala 9na del Dr. Gilberto Molina en el Hospital San Juan de Dios, donde conoció a los doctores: José De La Vía, Carlos Arancibia y Oscar Román Vaca, quienes eran adscritos al servicio del Dr. Hugo Pinto. A los tres meses el Dr. Freddy Terrazas Salas tiene la oportunidad de complementar su formación con la rama quirúrgica, por lo que realiza su formación como Neurocirujano en el Hospital Santa Ana de Paris, en Francia, de donde retorna en marzo de 1975 y continúa la atención de pacientes neurológicos de todo el Hospital, con base en la sala novena.

Durante esta época, la neurocirugía se resumía en Neurotrauma, recordemos que los medios diagnósticos eran muy limitados.

Con la llegada del Dr. Freddy Terrazas Salas como Neurocirujano, había más formalismo en las reuniones y actividades de los tres Neurocirujanos, de los cuales el Dr. Freddy Terrazas era representante a nivel Nacional.

En 1977, el Dr. Carlos Dabdoub Arrien regresa al país después de terminar su posgrado de Neurocirugía en Madrid – España, con el propósito de establecerse en su ciudad natal, Santa Cruz. Sin embargo, se dio cuenta que había un conjunto de necesidades no satisfechas y en ese tiempo solo tenían la posibilidad de hacer una arteriografía o sacar una radiografía simple de cráneo o de columna vertebral y muchas veces los pacientes no tenían la capacidad económica de pagar estos exámenes complementarios tan necesarios. Había llegado incluso a donar sangre a los pacientes para poder operarlos.

Esta situación hizo que tome la decisión de volver al Brasil donde ejerció la profesión como especialista.

SOCIEDAD CRUCEÑA DE NEUROCIRUGÍA. –

A partir de la ruptura de la Sociedad Boliviana de Neurocirugía con las Sociedades de Neurología y Psiquiatría, nace la Sociedad Cruceña de Neurocirugía, como filial.

Para no tener conflictos y con la experiencia a nivel nacional, decidieron asumir los estatutos de la Sociedad Boliviana y bajo pacto de caballeros definen que asumiría la presidencia el más antiguo durante un tiempo determinado y posteriormente en forma sucesoria por orden cronológica de llegada se iría asumiendo este cargo para dar oportunidad a todos, costumbre que hasta ahora se intenta respetar como un legado.

En 1979, Cuando el Dr. Carlos Dabdoub aún vivía en Brasil, participó del Congreso de la Federación Latinoamericana de Neurocirugía (FLANC) en Buenos Aires – Argentina, donde candidatea al premio Román Arana Iñiguez con el trabajo Siringomielia y gana este premio otorgado por la FLANC.

Este premio le dio la posibilidad de reencontrarse con colegas que había conocido durante sus posgrados en España Y Brasil, además de conocer a otras personalidades, a través de su profesor el Dr. Cesar Rene Burry. Así empieza su relación con la FLANC.

La Universidad Nacional de La Plata le otorgó el título de Doctor en Medicina en 1979.

Desde 1980, nuevos actores llegan a reforzar la Sociedad Cruceña de Neurocirugía:

1980: Dr. Germán Antelo Vaca

1981: Dr. Carlos Dabdoub Arrien

1981: Dr. Erwin Quintanilla Meyer

En 1983 llega el Dr. Rolando Vaca Díez Arauz, Joven Neurocirujano formado en España, quien al ver todas las limitaciones que había para realizar los diagnósticos y tratamientos Neuroquirúrgicos, se propone traer más tecnología a su ciudad natal, con mucho esfuerzo económico, coraje y riesgo, emprende un proyecto visionario que ve culminado en 1985 al traer el 1ER. TOMÓGRAFO a Santa Cruz.

Tuvieron que pasar 7 años más para que recién en 1992 el Hospital San Juan de Dios Adquiera el 1er Tomógrafo público por donación de la CRE, Gracias a las gestiones del Dr. Freddy Terrazas Como Prefecto del Departamento, a partir de este gran aporte a la Neurocirugía, se inician las cirugías más complejas y programadas, dando lugar también a los diferentes Servicios de Neurocirugia.